La cerámica, el elemento indicado para la decoración de bares y restaurantes

Existen muchas maneras de decorar un espacio. Cada persona es un mundo completamente distinto a otra y por eso decoraría diferentes espacios con diferentes estilos y con diferentes materiales. Es algo completamente personal. Cada uno tiene su toque, algo que hace único a ese espacio y a esa persona. En cuanto a estas últimas, lo cierto es que hay algunas muy originales.

En el caso que atañe a la decoración de un restaurante, las circunstancias son sustancialmente distintas a las de cualquier otro caso. En una situación como tal no se decora para uno mismo –como puede suceder en nuestra vivienda particular– sino para intentar persuadir a los clientes potenciales de que nuestro local es el mejor y el más elegante de la oferta de la ciudad.

¿Cómo hacerlo? Como se ha apuntado, es importante apostar por la originalidad, por algo que diferencie a nuestro establecimiento de los demás. Para hacerlo posible es necesario pensar, de primeras, en un material que sea elegante y que se encuentre a la venta a un precio no demasiado grande. La mejor alternativa es sin duda la cerámica, un material al que muchos han tachado de antiguo pero que tiene todas las propiedades indicadas para convertir el local en un lugar de primer nivel.

En un artículo redactado el 14 de julio de 2009, la revista Hola consideraba la cerámica un elemento de decoración imprescindible para diferentes espacios. ¿Por qué? Porque, a su juicio, “es capaz de imitar a todo tipo de materiales”. En el artículo se destacan la cantidad de estilos, tamaños, formas y colores que son posibles de obtener gracias a la cerámica y también se hacía referencia a la entrada de este material en la Cibeles Fashion Week de Madrid.

Cerámica Para Arquitectura representa exactamente todas las ventajas que proporciona un material como este. Es el medio ideal para hallar exactamente la pieza o piezas con las que deseamos decorar nuestro restaurante. Miguel Bartolomé, el principal estandarte de la entidad, ha configurado un modelo de negocio con el cliente como pieza angular y es por ello por lo que ofrece un servicio de confección de piezas cerámicas totalmente personalizadas.

¿Cuál es la principal ventaja de todo ello? En primer lugar, que el cliente tiene la posibilidad de que sus piezas sean únicas, cuestión que le otorga un valor mucho mayor a la decoración del restaurante. Baldosas, celosías, piezas con todo tipo de relieve… La variedad de posibilidades es inmensa y el precio de adquisición, un motivo más para depositar nuestra confianza en dicha tienda.

Más y más ventajas

Si os han parecido pocos argumentos para confiar en un material como el cerámico para decorar un restaurante, en las líneas que siguen encontraréis algunos más. La cerámica es una perfecta imitadora de materiales, por lo que, si se le dota de un buen acabado (en lo cual también son especialistas en Cerámica Para Arquitectura) el material puede adoptar la apariencia de la madera o incluso del hierro o el acero.

Por otra parte, un material como este es uno de los más fáciles para limpiar, una cuestión elemental en casos como los que guardan relación con la restauración y la hostelería. Quizá sea este el motivo por el cual su uso esté en aumento por parte de hosteleros que buscan simplificar las labores de limpieza, un asunto peliagudo y que los regidores de bares y restaurantes deben cuidar al máximo.

Finalmente, ¿cómo evitar que las piezas se rallen? También en este aspecto el acabado es importante y también en un caso como tal Cerámica Para Arquitectura nos ayudará. Si ese acabado es de primer nivel, ese rallado de las piezas se evitará por completo, lo que nos ahorrará disgustos y también un buen pellizco económico.