La imagen de los empleados dice mucho de un restaurante

A la hora de entrar en un restaurante o una cafetería a comer o a tomar algo, hay muchas cosas en las que nos fijamos antes de elegir ese establecimiento. Todos tenemos nuestras manías, y especialmente la limpieza y el orden es una que casi nadie quiere saltarse, sobre todo en un sitio donde no conoce. Aunque no es la única, mi abuelo solía decir por ejemplo que solamente entraba en aquellos restaurantes que tuviesen servilletas de tela, ya que las de papel le parecían muy cutres. Nosotros, en mi familia, con el tiempo, hemos montado también nuestro propio negocio y sabiendo lo importante que es la pulcritud la cuidamos al máximo llegando a dejarla en manos de una empresa profesional como es Servinet del Vallés. Pero hay un detalle muy importante que no podemos dejar de lado, los uniformes de los profesionales. Nosotros los compramos en Textinity, pero además hay unas normas que debemos cumplir para dar buena imagen.

Podemos empezar por hablar o mencionar que la necesidad de un uniforme en determinados puestos de trabajo es relativa. Que vayan por ejemplo todos los dependientes de una tienda vestidos de una determinada manera a lo mejor les va bien a ellos por comodidad y a nosotros porque nos ayuda a distinguirlos. Pero cuando trabajamos en sectores más delicados, como pueden ser la sanidad, donde todo ha de estar esterilizado, o la restauración, en la que se manipulan alimentos, además de ser pulcros hay que parecerlo. A nadie le gustaría que unas manos sucias le sirviesen un alimento. Yo misma no me lo comería si eso fuese así. Recuerdo incluso tiempos de la universidad en los que nuestro camarero tenía tan mal aspecto que cuando él estaba al frente de la barra yo nunca pedía nada que tuviese que hacer él como sándwiches o bocadillos. Una lata de un refresco para abrir yo misma o un bollo que viniese empaquetado de fábrica y a correr.

Y es que la limpieza y la pulcritud son una máxima que si no se cumple puede hacer perder muchísimo dinero a una empresa. Estoy recordando ahora la imagen de una rata corriendo por un mostrador de pasteles de una cadena de hostelería y productos de panadería y pastelería muy famosa que salió en todos los medios y que le hizo daño a la marca.

Esta es una vivencia que siempre tuve presente desde que empecé con la idea de abrir el restaurante. Quería que a nadie le diese reparo entrar en él a comer. Por eso puse especial hincapié en que la imagen de los cocineros y de los camareros fuese del todo impecable. Y por impecable no me refiero a que estuviesen uniformados y de forma sobria, sino a que estos trajes estuviesen limpios, sin manchas ni olores, de ahí que hiciese un gran pedido a Textinity.

Nuestro local tiene una mezcla de colores en su decoración que no da sensación de desorden ni suciedad, y con los trabajadores suma el conjunto perfecto, y nunca jamás he recibido una sola queja por parte de un cliente y por suerte estamos llenando casi todos los días el local tanto para comer como para cenar. Y desde mi punto de vista la clave está ahí, que la gente, gracias a nuestra imagen dada entre la decoración y los uniformes impecables, ve en nuestro establecimiento un lugar de confianza donde poder sentarse a comer sin tener que revisar antes si los cubiertos o la cristalería están limpios.

Textinity, gran variedad y calidad en los uniformes

Como os decía, los uniformes tanto de los camareros como de los cocineros de mi local los adquirimos en Textinity. Aquí puedes encontrar un enorme catálogo de ropa de cocina y ropa de hostelería a precios increíbles: camisas, delantales, chaquetas e incluso calzado de trabajo para hostelería y ropa de camarero barata para que tú, y tus trabajadores, podáis disfrutar de un vestuario cómodo y una buena imagen en vuestro puesto de trabajo

Pero además de nuestra fantástica ropa de hostelería barata y de primera calidad, encontrarás una sección de camisetas personalizadas para el marketing de tu negocio. Ropa con la marca, el nombre y/o el logotipo de tu empresa, para que la buena imagen que das con tu ropa de cocina se traslade también a una gran imagen de marca.