Detalles que importan

El catering del menú en las bodas es el punto de encuentro de la pareja nupcial con los invitados. Hasta que llega la recepción o el aperitivo, los amigos y familiares son espectadores de momentos de gran emoción, siendo testigos de un acontecimiento que es clave en la vida de una persona.

Una vez que termina la ceremonia, el acto solemne tiene que dejar paso a la celebración. El silencio de la ceremonia deja paso a un poco de bullicio y fiesta, algo que se consigue cuando todos se reúnen a la mesa y degustan unas ricas viandas. La amenización comienza y todo está listo para que la experiencia sea algo difícil de olvidar.

Elegir un catering de una boda es una de las decisiones de mayor importancia, teniendo que tener en cuenta:

  • Tipo de menú que quieras que sea servido
  • Los menús especiales que deben incorporarse
  • Menús para niños en caso de que asistan a la boda
  • El sitio adecuado para degustar los aperitivos y la cena
  • Si se hará tipo buffet, cóctel o sentados
  • La posibilidad de introducir extras, caso de barra de gin tonics premium, chocolate con churros, etc.

Lo mejor es tener claro lo que uno espera del menú y del servicio de catering en ese día tan especial. Algo fundamental es tener las ideas claras en cuanto al perfil de los invitados o la estación del año en que vas a casarte.

Algo a pensar muy seriamente es la estación del año en la que vas a casarte

No es igual una boda veraniega que una e invierno, lo que se refleja en los menús:

  • Bodas en verano: los meses de calor, hacen que la gente necesite hidratarse con frecuencia, por lo que es necesario introducir bebidas refrescantes, cócteles divertidos o una barra donde estén presentes las aguas y limonadas para la recepción de amigos y familiares después de la ceremonia. En el momento del aperitivo, lo mejor es optar por cosas ligeras. Una buena idea es organizar varios puestos para que cada invitado elija lo que más le guste. Ni la cena ni la comida tienen que ser pesadas, sustituyendo cremas por ensaladas y pidiendo ayuda a los profesionales a fin de que te recomienden los mejores ingredientes que haya de temporada.
  • Bodas en Invierno: en este caso no hay tanta necesidad de refrescarse y si de entrar en valor. Los vinos tintos o licores deben acompañar a todo tipo de caldos o consomés que pueden ser una magnífica acogida para dar el sí quiero. Aquí los aperitivos más indicados son los que distraigan del frío. En cuanto al plato fuerte del menú tiene que ser fuerte, olvidarse de lo ligero. Un buen guiso tradicional, de caza y platos con gran energía para dar a los invitados la energía suficiente para pasarlo bien.

Seguro que con todos estos consejos, el catering es todo un éxito, pero además del catering, una boda también se compone de elementos que siendo menos importantes, ayudan a dar ese toque distintivo.

Nuestra boda fue en verano y al ser al aire libre, pensamos en que era buena idea poner ene l jardín de la venta donde hicimos el banquete unos rótulos de corcho con nuestros nombres y un corazón bien bonito.

La idea la teníamos, pero era necesario buscar una empresa y encontramos a rotulosdercorcho.com, una empresa que está dedicada a fabricar letras para bodas en poliestireno extruido o expandido, que normalmente se le llama “corcho blanco”.

Realmente nos gustó como quedaban y aprovechamos que lanzaban nuevas promociones para hacerles el encargo. Quedamos una tarde con ellos y nos ayudaron en el diseño. Lo cierto es que quedó precioso y le añadimos unos lazos morados que contrastaban con el blanco. Un consejo que os doy es que acertéis con la tipografía y dejaros aconsejar, nosotros seguimos sus instrucciones y quedó fenomenal.

Todo eso y después la sorpresa que hicieron mis amigos tocando en directo en un concierto eléctrico y con un final acústico fue de lo mejorcito de una jornada realmente especial.

Esperamos que después de esto, tengas un poco más claro cómo debe ser la restauración en este día tan especial y la importancia de los pequeños detalles, recuerda, todo suma para que el final sea un resultado tan brillante como esperas.