Cócteles con vino: Una explosión de sabores

El vino ha acompañado a los humanos durante miles de años. Con el tiempo, su uso ha ido creciendo y experimentando cambios. Se trata de un producto muy versátil que ha dado pie a la creación de multitud de cócteles. Como explican desde PlantVid, empresa de producción de vino “existen una infinidad de variedades de vid para vinificación”.

Por ello, en este post vamos a adentrarnos en el mundo de los cócteles con vino. Vamos a explicar su historia, los tipos, desde clásicos hasta las creaciones más modernas e innovadoras. 

La historia

El vino, es una bebida que tiene miles de años.  Se trata de una bebida versátil, que se puede emplear en muchas situaciones. Por ejemplo, para los cócteles, debido a su sabor y a su aroma. 

Al principio, en la Antigua Grecia y Roma el vino se utilizaba para combinarlo con agua, miel y especias. El objetivo era fabricar bebidas aromáticas. 

Posteriormente, en la Edad Media, tomar vino se asociaba a la religión. En cambio, más tarde, en el Renacimiento, empezó a cambiar. Por ejemplo, en Italia dio pie a lo que conocemos hoy en día como Vermut. 

El siglo XIX fue un período de gran desarrollo para la coctelería. En Estados Unidos, ciudades como Nueva Orleans y Nueva York se convirtieron en centros de innovación en la elaboración de cócteles. El vino era un ingrediente fundamental en muchos de estos tragos, como el «Manhattan», el «Old Fashioned» y el «Negroni».

En el siglo siguiente, XX, los cambios fueron más notables. Como apareció la nevera y el hielo picado, la creación de cócteles mejoró. Siendo más refrescantes y ligeros, sumado a los nuevos ingredientes. 

En la actualidad, los cócteles con vino son más populares que nunca. Hay una gran variedad de recetas disponibles para todos los gustos, desde clásicos como la sangría hasta creaciones más modernas e innovadoras.

Consejos para preparar cócteles con vino

El vino, esa bebida milenaria que ha acompañado a la humanidad a lo largo de su historia, no solo se disfruta solo en copa. Un uso muy extendido del vino es añadirlo en los cócteles, por su sabor, textura y aroma. Preparar cócteles con vino requiere de tener unas nociones básicas, que a continuación explicamos:

Elegir el vino adecuado

  • Tipo de vino: El más usado en caso de buscar sabores intensos, es el vino tinto. En cambio, para sabores ligeros y algo más refrescantes, los rosados son los más adecuados. 
  • Calidad del vino: Para que el vino cumpla con su objetivo, es necesario usar vinos de buena calidad. Son los mejores para que ofrezca un sabor equilibrado y que se mezcle bien con el resto de ingredientes. 
  • Maridaje: Hay que tener en cuenta que el vino elegido tiene que complementar al resto de ingredientes. Por ejemplo, un tinto robusto va bien con sabores especiados, mientras que un blanco afrutado puede ser ideal con frutas tropicales.

Ingredientes frescos

  • Frutas: Utiliza frutas frescas de temporada o congeladas, pero asegúrate de que estén en buen estado para obtener el mejor sabor. Fresas, naranjas, limones, uvas, melocotones y sandía son opciones populares.
  • Hierbas aromáticas: Agrega frescura y complejidad con hierbas como menta, albahaca, romero y tomillo, ya sea frescas o secas según la receta.
  • Especias: Añade un toque de calidez y sabor especiado con canela, nuez moscada y jengibre, pero con moderación para no dominar el sabor del cóctel.

Equilibrio de sabores

  • Dulzura: Usa azúcar o edulcorantes para contrarrestar la acidez del vino y agregar dulzura al cóctel. Puedes elegir entre azúcar blanca, azúcar morena, miel o jarabe simple según tus preferencias.
  • Acidez: Agrega acidez al cóctel con jugo de limón, lima o naranja, o incluso con un toque de vinagre balsámico, lo cual es importante para equilibrar los sabores. Puedes añadir acidez con jugo de limón, lima o naranja, o con vinagre balsámico.
  • Amargor: El amargor puede provenir del vino mismo o de otros ingredientes como las hierbas aromáticas o el chocolate. Es importante encontrar un equilibrio entre el amargor y los demás sabores del cóctel.

Técnicas de preparación

  • Agitar: La agitación es una técnica común para mezclar los ingredientes del cóctel y diluir el vino. Para agitar un cóctel, llena una coctelera con hielo y añade los ingredientes. Agita vigorosamente durante unos 15 segundos.
  • Remover: Una vez estén todos los ingredientes puedes mezclarlos con la cuchara bailarina. Salvo que lleven ingredientes que tengan que diluirse. 
  • Colar: tras remover y mezclar todos los ingredientes, usa un colador para quitar posibles residuos y el hielo. Para ello, puedes usar un colador de malla fina o un colador julep.

Consejos adicionales para preparar cócteles con vino

Experimentación:

  • Aventúrate más allá de las recetas: No te limites a seguir las recetas al pie de la letra. Anímate a probar cosas nuevas, agregar o quitar ingredientes, y hacer tus propias combinaciones únicas. La mejor forma de descubrir sabores es experimentando.
  • Combina culturas y estilos: Para obtener un buen cóctel es recomendable dejarse llevar e informarse por distintas culturas. Todas son inspiradoras y te pueden ayudar a aprender nuevas técnicas para crear cócteles buenos y originales que sorprendan. 
  • Aprende de los expertos: Investiga y si puedes, fórmate. Hay muchos profesionales reconocidos en el mundo de la coctelería de los que puedes aprender. Hay libros, videos en internet, cursos presenciales y online y un montón de recursos que puedes emplear. 
  • Confía en tu instinto: Hay que ser arriesgado y no tener miedo de seguir tu instinto. De la prueba – error se aprende. Muchos de los mejores cócteles han surgido de la improvisación. No tengas miedo de seguir tus corazonadas y probar diferentes sabores y combinaciones. A veces, los mejores cócteles son aquellos que surgen de la improvisación.

Decoración:

  • Usa ingredientes frescos: La decoración es un aspecto importante en el mundo de los cócteles. Puedes emplear ingredientes frescos como frutas, hierbas e incluso flores comestibles
  • Crea una buena apariencia: Es importante combinar lo visual con los ingredientes. La decoración tiene que ser llamativa, pero sin ser excesiva, para que no eclipse el propio cóctel. 
  • Hazlo personal: Los cócteles y su decoración se pueden adaptar a la situación. Es decir, que vaya acorde con la temática. 
  • Elige copas de calidad: La elección de la copa también es un aspecto importante. Siempre que sea posible usar copas transparentes es favorable, ya que ayuda a resaltar el color y la textura.

Copas:

  • Elige la forma correcta: Cada copa necesita una forma y un tamaño. Debe ir acorde con el tipo de cóctel. Para aromas intensos por ejemplo, suelen ser más recomendables las de boca ancha. 
  • Considera el tipo de vino: No es lo mismo emplear vino tinto que blanco. Por ejemplo, para el tinto se emplean copas más grandes y abiertas. 
  • Usa copas de calidad: Este punto es importante para que no se rompan con facilidad  y que permita apreciar el color y aroma. Evita las de plástico, ya que pueden afectar el sabor.
  • Mantenlas limpias: Asegúrate de que las copas estén limpias y secas antes de servir el cóctel, para que no afecte su sabor o presentación.

Disfrutar del cóctel:

Es el consejo más importante. De nada sirve esperarse en la creación si luego no se disfruta. Cada persona puede disfrutar del cóctel como considere, pero generalmente es bueno hacerlo con amigos, familiares o personas especiales. 

Es importante crear un ambiente agradable. Por ejemplo, si se prepara una noche especial en pareja. Crear un ambiente relajado, con música, comida, etc. 

Saborear y experimentar una nueva experiencia. Tómate tu tiempo para saborear cada sorbo y apreciar la mezcla de sabores, aromas y texturas. Saborea, pero despacio, con moderación. El exceso de alcohol no es bueno y debe ser controlado su consumo. 

Ejemplos de cócteles con vino

El vino, esa bebida milenaria que ha acompañado a la humanidad a lo largo de su historia, no solo se disfruta solo en copa. Su versatilidad lo convierte en un ingrediente ideal para la elaboración de cócteles, aportando una complejidad de sabores y aromas que los hace únicos.

Clásicos:

  • Sangría: Un clásico español que combina vino tinto con frutas frescas, brandy y azúcar. Es una bebida refrescante y perfecta para compartir en grupo.
  • Kir Royale: Un elegante cóctel francés elaborado con vino espumoso y licor de Cassis. Es una bebida ideal para aperitivos o celebraciones.
  • Bellini: Un refrescante cóctel italiano hecho con prosecco y puré de melocotón. Es una bebida perfecta para disfrutar en un día caluroso.
  • Calimocho: Una popular bebida española que mezcla vino tinto con refresco de cola. Es una bebida sencilla y económica, ideal para fiestas o reuniones informales.
  • Tinto de verano: Una bebida española refrescante que combina vino tinto, gaseosa y frutas. Es una bebida perfecta para disfrutar en verano.

Modernos e innovadores:

  • Vesper Martini: Un sofisticado cóctel creado por James Bond en la novela «Casino Royale». Combina ginebra, vodka, Lillet Blanc y Kina Lillet.
  • French 75: Un elegante cóctel francés que combina ginebra, jugo de limón, jarabe simple y champán.
  • Mimosa: Un refrescante cóctel que combina jugo de naranja y champán. Es una bebida ideal para el brunch o el desayuno.
  • Sangría blanca: Una versión más ligera de la sangría tradicional, elaborada con vino blanco, frutas frescas y licor de manzana.
  • Calimocho de sidra: Una variante del calimocho tradicional que utiliza sidra asturiana en lugar de refresco de cola.

Para explorar:

  • Cócteles con vino tinto: Negroni, Old Fashioned, Manhattan, Garibaldi.
  • Cócteles con vino blanco: Kir, Sauvignon Blanc Spritz, Aperol Spritz.
  • Cócteles con vino rosado: Rosado Spritz, Sangría rosada, Bellinis de frutas tropicales.
  • Cócteles con vino espumoso: Mimosa, Bellini, Kir Royale, French 75.

Mas vistos

Síganos

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit

Publicación Relacionada

Los cócteles más populares del mundo

En este artículo te explicamos cuáles son esos cócteles más populares y que tienen una larga historia detrás de ellos. ¡Toma nota! Mojito Este cóctel no puede faltar en cualquier bar de copas. Originario de La Habana, Cuba, puede decirse

La almadraba y la pesca del atún rojo

La almadraba y la pesca del atún rojo: una tradición que se remonta siglos atrás y que sigue asombrando a propios y extraños. En las aguas del Mediterráneo, en el sur de España, se lleva a cabo esta ancestral técnica

Productos desechables que facilitan tu vida en la cocina

La cocina, ese espacio mágico donde se mezclan aromas, sabores y creatividad, puede convertirse en un desafío logístico cuando se trata de la limpieza y organización. Sin embargo, gracias a los avances en la industria de productos desechables, ahora es

Cómo elegir una lavadora para lavandería

¿Tienes una lavandería y quiéres elegir una buena lavadora para darle a tus clientes un servicio de 10?, pues aquí vas a leer unos cuantos consejos sobre cómo escoger una buena lavadora. Lo primero que hay que saber es qué

Hacer una compota de manzana es sencillo y delicioso

La compota de manzana es un postre clásico que se ha disfrutado durante generaciones en todo el mundo. Su sabor suave y reconfortante, junto con su textura suave, la convierten en una delicia que puede servirse sola, con helado o