Las mejores recetas con leche condensada

Las mejores recetas con leche condensada

A mí la leche condensada me recuerda a mi infancia. Sobre todo a la época que vivía con mi abuela, una mujer muy golosa a la que le gustaba hacer muchas recetas con este producto. Y es que siempre asocio leche condensada con alguna celebración. Por eso, si eres una de esas personas que disfrutan en la cocina o quieres preparar un plato especial para un día señalado o con invitados, te vamos a presentar unas recetas fáciles con leche condensada o evaporada que podrás preparar y degustar cada día.

Leche frita

Hay muchos postres en España que forman parte de nuestra gastronomía, que se siempre está presente en todas las celebraciones. Y la leche frita es una de ellas. Creo que no hay mejor postre para poner la guinda a una comida con amigos. Apunta porque estos son los ingredientes:   450ml de leche, una lata pequeña de leche condensada Milvalles (397g), 80g de maicena, la corteza de un limón, una rama de canela, harina para rebozar, huevo para rebozar, azúcar, canela molida y aceite de oliva suave o girasol.

Nos ponemos manos a la obra. Encendemos los fogones para hacer una leche frita que estará buenísima. Lo primero que tienes que hacer es mezclar la leche junto con la leche condensada, dejando unos 100ml de leche, el resto lo ponemos a calentar en un cazo con la canela y la corteza del limón, y lo dejamos hasta que hierva, retirar y tapar, dejar en infusión 15 min. Luego lo diluimos con la maicena con los 100 ml de leche y mezclar junto con la leche infusionada, batir con varillas hasta que no queden grumos. Llevar a fuego medio y dejar hasta que espese sin dejar de mover con las varillas.

El siguiente paso es verter sobre una bandeja, extender y poner papel film directamente sobre la leche, para evitar que se forme corteza, dejar enfriar al menos tres horas en la nevera. Una vez este fría cortarla en cuadrados, es muy importante que esté fría para que no se destroce, todo, , además de rebozar con la harina y después en el huevo, freír en abundante aceite caliente. Por último, escurrir en papel absorbente de cocina y espolvorear con azúcar y canela. Nuestro consejo es que puedas presentarlas con unas ramitas de canela en el plato.

Tartaletas con leche condensada

Estas tartaletas con leche condensada, fruta de la pasión y mango son perfectas para las ocasiones especiales como San Valentín, el Día del Padre, el Día de la Madre, etc.

Ingredientes:

Para la masa

  •     300 g de harina
  •     150 g de mantequilla
  •     60 g de azúcar
  •     1 huevo y 1 yema
  •     1 c/c de pasta de vainilla
  •     1 pizca de sal

Para la crema

300 ml de jugo/zumo de fruta de la pasión (maracuyá)

    1 lata pequeña de leche condensada entera Milvalles (397 g)

    4 huevos

    Para decorar

1 mango

1 cucharada de mantequilla

2 c/s de azúcar

Ponemos en un bol la harina y la mezclamos con el azúcar, añadimos la mantequilla en dados (fría pero que se pueda trabajar), incorporamos la vainilla y el huevo. Mezclamos con los dedos, se formará una arenilla, seguimos mezclando hasta formar una masa, añadimos una cucharada de agua si es necesario. Dejamos reposar en la nevera 20min.

Una vez fría, la dividimos en 4 y formamos 4 bolas, estiramos la masa hasta llegar a un grosor de 0,3 cm aproximadamente. Después, forramos los moldes con forma de corazón, colocamos un papel de horno encima y lo llenamos de judías o garbanzos para que no suba la masa, los introducimos en la nevera unos 15 min y a continuación los horneamos a 180ºC durante 15 min.

Y ahora para las tartaletas. Mezclamos la leche condensada junto con los huevos y el jugo/zumo de fruta de la pasión (maracuyá), batimos bien la mezcla y rellenamos los corazones. Introducimos en el horno precalentado a 180ºC durante 20 min aproximadamente, comprobamos que estén cuajados pinchando con un palillo. Con ayuda de un saca bolas, hacemos bolitas de mango y las salteamos en una sartén con la mantequilla y el azúcar hasta caramelizar. Colocamos las bolitas de mango sobre las tartaletas con leche condensada, fruta de la pasión y mango y decoramos con hierbabuena.

¿Qué te han parecido estas dos recetas con leche condensada? La verdad es que son fáciles de hacer y sobre todo, muy ricas y con las que siempre quedas bien. Queremos que te areves a hacerlas y luego te propondremos más retos. Buen provecho.