Los detalles que no pueden faltar en un restaurante

Los detalles que no pueden faltar en un restaurante

No corren buenos tiempos para los negocios de restauración. Las administraciones públicas les han visto como el problema del contagio de coronavirus y están imponiendo unas medidas muy drásticas para ellos. Sin embargo, hay que pensar en positivo y pensar que los bares y restaurantes nunca nos van a faltar. Cuando todo esto pase (esperemos que antes que después) allí estaremos. Y seguro que son muchos los que siguen apostando por emprender en negocios de restauración.

Hoy queremos hablar de los pequeños detalles que no pueden faltar en un restaurante. Son esas cuestiones que hacer que un sitio pase de ser un simple lugar donde comes y bebes,  a ser ese lugar especial donde me siento como en casa y con mucho encanto. Estas son las cosas que no pueden faltar.

Vitrinas de alimentos

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Y en cuestiones de restauración así es. Una de las mejores formas de poder vender un producto es mostrarlo al público. Las vitrinas transparentes vienen muy bien para poder ver el género en primera persona. Así no dudarás de lo que te vas a comer. Es perfecto para bares donde destacan por sus pinchos o tapas. Así la gente podrá decir “ponme un par de esos que tienen una pinta buenísima”. Hay vitrina para pinchos fríos y para calientes.

Una buena iluminación

La luz es vida, y en los bares y restaurantes pasa lo mismo. Cuando acudimos a un restaurante o bar nos gusta vernos las caras, saber lo que estamos comiendo y bebiendo. Para ello lo que hay que hacer es tener una buena iluminación. Bombillas potentes para que todo se vea perfectamente. También puede ser muy chulo instalar carteles de neón. Por ejemplo, si es bar musical puedes poner un cartel con una taza y una nota de música. O también, es la hora de la comida y tenemos hambre. Es la mejor forma de destacar tu restaurante y tus deliciosos platos día a día con el texto que quieras. Desde Oh My Neon aseguran que “además de todos los beneficios del neón flexible, los tableros de letras se pueden intercambiar su contenido cuando quieras”. Una vez tengas tu tablero puedes seguir adquiriendo letras y formando nuevas palabras según necesites, seguro que es algo que gusta mucho a todos los clientes.

Utensilios

Los accesorios y utensilios que usan tanto los jefes de cocina como sus ayudantes son esenciales para que el resultado en la presentación y elaboración de los platos sea excelente. Es importante que el menos el restaurante cuente con los utensilios adecuados para el corte y la preparación y decoración de cada plato, algo que dependerá del propio jefe de cocina. Pero no solo esto., también los cubiertos que ofreces a tus clientes, pueden marcar la diferencia. Les causará una mejor o peor impresión en dependencia de su diseño, si es acorde al estilo del restaurante, y a su estado de conservación.

El espacio

Si un bar o restaurante es grande, no quiere decir que los clientes van a estar más cómodos. Y al contrario, porque un bar sea pequeño no quiere decir que vayamos a estar como sardinas. Ahora bien, si es cierto que de no cumplir unas reglas puede ocurrir. Sea grande o de pequeñas dimensiones, tu local debe planificarse pensando en su uso. Tienes dos cosas que hacer, que tus clientes estén cómodos y que no se interfiera o dificulte el servicio. Para eso hay que analizar cada espacio del lugar.

Sillas y mesas

El objetivo de un bar o restaurante es que cuando un cliente se sienta en una silla, esté tan a gusto que no quiera ni levantarse. Pero, no basta con que este mobiliario sea confortable. Hay que tener cuidado con otros detalles. Por ejemplos con su tamaño, deben estar en consonancia y ser proporcionales a las dimensiones del establecimiento. El color tiene que pegar con el resto de nuestro bar. Y sobre todo, pensar que se tiene que adaptar al resto del recinto. Por ejemplo, si tenemos una barra alta, habrá que pensar en sillas altas y con respaldo.

Estos son algunos de los elementos de decoración para restaurantes que en nuestra opinión debes tener en cuenta. No tienes que renunciar a tu estilo, porque lo importante es que tienes que tener un sello de identidad. Con estos detalles vas a ir consiguiendo que tu restaurante o bar pase a ser un lugar de culto