Cómo conseguir el mejor ambiente en tu restaurante rural

Cómo conseguir el mejor ambiente en tu restaurante rural

Si quieres que el negocio de hostelería tenga éxito, se debe trabajar en 3 áreas importantes, como son el producto, el servicio y el ambiente. Está claro que contar con un local acogedor, por sí mismo no va a garantizar el éxito. Y donde una mala ambientación puede perjudicar a los sitios que tengan buen producto y donde el personal merezca la pena.

El local debe proporcionarnos esa sensación global que va a valer para atraer a clientela nueva y que vuelvan. Estamos ante muchos estímulos que pueden ser de lo más agradables y llenos de coherencia.

La ambientación en los negocios de hostelería

Respecto a esto no hay recetas mágicas, pues la creatividad está muy bien valorada. Todo depende de lo que se quiere reflejar. En este caso no es igual que se proyecte un restaurante de carácter familiar que otro que quiera ser más romántico.

Todo debe formar un solo cuerpo, por lo que la coherencia en la decoración externa e interna es necesaria.

Imagen del negocio de hostelería

Nombre y logotipo

El nombre, el logo, la manera de anunciarlo o la entra del local, todo eso ya va a transmitir la clase de experiencia que podrás vivir si entras dentro.

Carteles, menús, vestuario

Siempre es recomendable que tengan uniforme los camareros y concuerde con la cartelería, transmitiendo la propuesta y ayudando a que el comensal pueda entender los platos y elegir de forma sencilla.

Decoración

Una decisión importante en el negocio, pues es de las decisiones más importantes y le dará una gran personalidad al local. En este sentido, si por ejemplo el restaurante rural está en zona de montaña, la decoración exterior, interior y el techo pueden tener su toque en pizarra. En Pizarras y Derivados creen que, aunque ellos llevan muchos años trabajando este material, en los últimos años su utilización ha crecido de forma excepcional. Una prueba de que la pizarra tiene muchas virtudes y no solo las meramente estéticas.

El confort es también importante, donde se busca destacar y poner por encima de todo la comodidad. Otro aspecto importante es el textil y la vajilla. Aspectos como los manteles, las servilletas o las copas, tienen que ser cuidados con todo detalle. Todo esto no decimos que tenga que ser lujoso, sino que estén de acuerdo a la personalidad del local.

Existen muchos elementos como las cortinas y cojines, que colaboran a que el espacio mucho más acogedor, para hacernos sentir a un comedor de casa.

Iluminación

Los colores y cómo se disponga la luz, es vital para poder crear el ambiente ideal para degustar los platos y bebidas. De igual manera, una deficiente iluminación puede llegar a arruinar la decoración más exquisita y los platos más ricos.

El caso es que iluminar un restaurante o café no es nada fácil. Siempre es bueno optar por la luz indirecta y que desprenda calidez.

Se puede apostar por una iluminación bastante más fuerte en los espacios de comida rápida. Eso sí, debe tenerse cuidado como la forma en la que refleja la luz en cada una de las mesas.

Si hay algo molesto es cenar con luces muy fuertes, que deslumbren. Los clientes inconscientemente no van a sentiré confortables y van a pensar en irse cuanto antes mejor, consumiendo menos y con menos posibilidades de que vuelvan.

La disposición del espacio

El tener las mesas muy próximas, próximos al baño o de la cocina que pueden llegar a estropear la experiencia. Aquí es importante que la disposición pueda permitir una circulación de los trabajadores del servicio ideal.

Música y ambiente

La música también ayuda a conseguir ese ambiente ideal. El caso es que salvo que pueda ser un local que tenga temática musical, el volumen tendrá que ser de tono medio bajo, de tal manera que no se oiga demasiado, pero que pueda ejercer una función de acompañante y que evite la incomodidad de los silencios, dando calidez y singularidad al ambiente.

En este sentido, es perfecto que no sea una música de altos y bajos, ni muy estridentes. Debe ser de un volumen que haga posible la conversación sin que sea necesario levantar la voz. La música que se elige bien puede incitarnos a que nos entren ganas de comer o a que se creen momentos íntimos. Todo ello puede ayudar a que mejore la experiencia en el propio local.

Esperamos que después de todos estos consejos, tengas claro cómo se puede llegar a lograr un buen ambiente en tu restaurante rural. Así que ya sabes, solo tienes que seguir alguno de estos consejos ¡y triunfarás!