La importancia de la limpieza en hostelería

La diversidad de tareas y profesiones que cubren el sector de la hostelería hacen muy variada la consideración en cuanto a los productos y sistemas de limpieza que hay que manejar (ultrasonidos, detergentes industriales…): atención al público, manipulación de alimentos, servicio de bebidas y comidas, control de alimentos, almacén, cámaras, cocina, limpieza y preparación de habitaciones y zonas comunes, limpieza de menaje, atención a clientes, tareas administrativas (recepción), facturación, reservas, porte de equipajes, ubicación en habitaciones o estancias, mantenimientos de instalaciones y servicios, etc.

hostelería

A su vez, cada una de estas tareas manejan para ello múltiples utensilios que requieren su particular forma de limpieza: hornos, freidoras, batidoras, máquinas para cortar fiambre, picadoras, pelapatatas, planchas, sartenes, cacerolas, bandejas, cuchillos, cubiertos y utensilios de cocina, mesas, estanterías de almacenaje, fregonas, escobas, mopas, cubos, armarios, uniformes de trabajo, paños, manteles, delantales, gorros, guantes, manoplas…

Para cualquier hogar o negocio la limpieza es fundamental, no solo por higiene, sino también por cuestiones estéticas, de mantenimiento y de seguridad, ya que, como advierten los fabricantes de detergentes como Deterin o Nurmay, son la barrera contra infecciones, bacterias y otros microorganismos, previniendo así de intoxicaciones y contagios.

Una mala praxis de la higiene conllevará un sobrecoste de horas en recursos humanos (así como la frustración del personal), que la suciedad sedimentada sea visible para el cliente, deterioro prematuro del mobiliario, suelos, textiles y sanitarios (quedando irrecuperables muchos de ellos), y la imagen negativa que se ofrece al usuario. Estadísticamente, la limpieza es el tercer elemento que valoran los clientes por detrás de la calidad del servicio y la cocina, destacando el brillo del menaje, la limpieza de los baños, la suavidad del papel higiénico y la eficiencia de los secamanos.

Para todo ello no solo es importante saber elegir los productos adecuados, sino una coordinación y planificación de trabajo metódica y eficiente.

Deja un comentario