La patata, ese alimento tan versátil

Pocos alimentos hay que conozcamos más en España que la patata. Muchas de nuestras recetas más típicas y sabrosa llevan este ingrediente, tan fundamental como arraigado en nuestra tradición culinaria y en la de las diferentes regiones y comarcas que componen el país. Además, una variedad muy amplia de usos hace que se pueda presentar en multitud de platos, texturas y con diferentes sabores.

Todo cocinero que se precie debe controlar todo lo referente a este alimento. Su universalidad hace que pueda formar parte del plato más común y también del más selecto y exquisito. A buen seguro, no desentonará en el menú y esta es una ventaja de la que disfrutar y que hay que saber aprovechar.

Eso es lo que intento hacer en el restaurante que regento desde hace años en Madrid. Es un restaurante selecto, en el que la calidad prima por encima de absolutamente todo lo demás y en el que solo nos desenvolvemos con los mejores productos, sin escatimar en ello. Somos exigentes y esto nos ha conducido al éxito y a los elogios de muchos de los clientes que nos visitan.

La patata es, como comentaba más arriba, un ingrediente importante en muchos de los menús que hay en los restaurantes españoles. También se cumple esa regla para el nuestro. Tenemos varios platos en los que la patata es clave y por eso necesitamos que esas patatas nos las traigan los mejores proveedores. Como he dicho somos exigentes, y a la hora de adquirir productos cuando más lo somos. Sólo confiamos en los mejores. Y por eso confiamos en Las Patatas del Abuelo para darle un toque novedoso al sabor de estos alimentos a los que muchos no saben encontrarle nada nuevo.

Las Patatas del Abuelo es una empresa dedicada a suministrar unas patatas que verdaderamente son una auténtica exquisitez para el paladar del ser humano. Esta marca, perteneciente a Agroinnova, aúna, tal y como asegura en su página web oficial, “los métodos artesanales con una gran base tecnológica para redescubrir el auténtico sabor de la patata”.

Con esa presentación nos convencieron tanto a mi socio como a mí para confiar en ellos y la verdad es que, después de años de colaboración, no nos arrepentimos ni un ápice porque nuestros clientes elogian continuamente la calidad de todos nuestros alimentos, entre los que por supuesto se encuentra la patata.

Un alimento imprescindible para nuestro restaurante

Haber elegido Las Patatas del Abuelo nos ha reportado muchos beneficios a nivel económico en el restaurante. Es cierto que antes de conocer dicha empresa obteníamos unos ingresos con los que podíamos mantener el negocio y obtener un dinero para vivir. Pero esto no tiene nada que ver con lo que ha sucedido después. El número de comidas y cenas que servimos cada día ha aumentado de manera exponencial, hemos aumentado los beneficios en un 60% y hemos tenido que hacer una pequeña inversión extra para aumentar la capacidad de nuestros salones. Casi nada.

La imagen que hemos conseguido formar del negocio es fantástica. Es cierto que elementos como la decoración del lugar, su presencia y elegancia son muy importantes, pero al final nuestro público acude a nosotros para que le ofrezcamos un menú de primer nivel y con alimentos como los que tenemos eso lo hacemos mejor que nadie.

Estamos trabajando en que las cosas sigan por buen camino a medio y largo plazo. Nuestra política de seguir confiando en los mejores da resultados y creemos que en la calidad seguirá estando nuestro secreto. Los cocineros que tenemos contratados nos dicen muy a menudo que lo que diferencia a nuestro restaurante con respecto a otros en los que han trabajado es la selección que hacemos de lo mejor.

shutterstock_347630291reducida