Si tienes un evento, opta por un buen catering para tus invitados

En algún momento de nuestras vidas todos nosotros hemos tenido que ir a un evento o tenido que organizarlo. Y es que ya sea una boda, un bautizo, una comunión, una reunión de la empresa o una presentación, entre otras opciones, todos sabemos lo complicado que puede llegar a ser sacar adelante un evento de este tipo. En ellos, no solo debemos de tener claro y confirmar a los invitados, sino que también debemos de tener la precaución de cuidar que todo esté perfecto y de que los asistentes se diviertan a la altura de la celebración. Por ello, en muchas ocasiones, nosotros como organizadores tratamos de dejarnos ayudar por quienes más saben y es que solo de esta forma conseguiremos poder sacar un poco de tiempo para nosotros y así poder disfrutar también de la celebración. Es por esto por lo que cada vez existen más empresas de organización de eventos, sin embargo, si hay algo de lo que realmente disfrutamos es de la comida que se sirve en estos actos. Por este motivo, a lo largo de este post os queremos hablar de las empresas de catering, un negocio en crecimiento y que nos puede convertir un evento normal en algo inolvidable.

Tal y como os hemos avanzado, las empresas de catering están viviendo su propio agosto y es que, en los últimos años, su crecimiento ha sido bastante importante, tanto que, en el pasado año 2018, llegaron a elevar sus ventas hasta un 4% y prevén crecer al mismo ritmo hasta, por lo menos, el año 2020. Una noticia que, sin duda, supone un gran respiro para el sector y una muestra más de que poco a poco estamos saliendo de la crisis que hemos vivido en los últimos años.

Además, esta buena salud del sector está haciendo que las empresas de catering se puedan especializar en determinados alimentos o tipos de alimentación, lo que las convierte en únicas y, en muchos casos, en la mejor opción, en función de cual sea el evento que tengan que cubrir. Así, tras investigar por la red, hemos dado con Cool bakery, una empresa de panaderías y franquicias que, entre sus servicios, también ofrece el de catering, por lo que se convierte en una de las mejores opciones para las compañías que tengan que organizar un desayuno o una merienda con sus empleados o para otros eventos tales como desayunos informativos de personalidades con medios de comunicación, siempre adaptándose a las necesidades de cada uno de los asistentes en materia de alergias o intolerancias.

Cada catering ha de saber adaptarse a cada una de las circunstancias particulares del evento al que asiste y es que no podemos llevar la misma comida a una celebración con niños que a una comida de altos directicos de diferentes empresas. Por ello, antes de preparar el menú que se va a degustar durante el día, tanto la parte que contrata, como la propia empresa de catering, han de llevar a cabo una reunión en la que se dejen claros los conceptos y se ponga sobre la mesa las necesidades reales que existen. Así, en el caso concreto de una boda, por ejemplo, poner platos calientes es un riesgo y es que no sabemos a ciencia cierta a que hora llegarán los novios de hacerse las fotos, por lo que corremos el riesgo de que cuando estos lleguen y se siente la gente a comer, los platos ya estén completamente fríos y, por tanto, a disgusto de los comensales. Lo mismo ocurre cuando tratamos de innovar en el menú, que tendremos que ser conscientes de que a varios de los comensales puede que no les guste lo que servimos y, por tanto, tengamos un problema para darles de comer y que salgan contentos del acto.

Las ventajas de optar por un catering

Disponer de un catering para nosotros es una de las mejores noticias que podemos tener y es que gracias a él tendremos una serie de ventajas que, de cocinar nosotros mismos, no tendríamos. Por ello, la primera ventaja y la más clara es que tendremos tiempo para disfrutar ya que nosotros no nos encargaremos de la comida. Asimismo, tampoco nos encargaremos de servirla, ni de recogerla, al igual que también estaremos exentos de tener que fregar toda la loza. Además, otra de las ventajas es que no compraremos los alimentos, por lo que tan solo nos limitaremos a pagar por el servicio, mientras disfrutamos de él.